La reproducción masculina es una experiencia natural y sencilla para la mayoría de las parejas. Sin embargo, concebir un hijo puede resultar complicado para algunos hombre. Ante el problema de la infertilidad masculina es posible aplicar diversos tipos de tratamientos a través de los cuales se puede enfrentar la situación y, en algunos casos, encontrar una solución favorable a ese deseo de reproducirse. En este artículo, desde Equipo Juana Crespo te explicamos en qué consiste la infertilidad masculina y cómo podemos afrontarla.

¿Qué es la infertilidad masculina?

La fertilidad de un hombre depende principalmente de la calidad y cantidad de su esperma. Si la cantidad de espermatozoides que eyacula un hombre es escasa, o si su esperma es de mala calidad, conseguir fecundar a su pareja puede ser dificultoso o imposible. Aproximadamente, una de cada cinco parejas infértiles se debe a problemas reproductivos del hombre. Se estima que uno de cada veinte hombres tiene una baja cantidad de espermatozoides.

Síntomas de la infertilidad masculina

Los síntomas no siempre serán claros. Es más, la principal señal será no ser capaz de concebir un bebé y, para ello, tendremos que recurrir a pruebas reproductivas que nos diagnostiquen como infértiles.

Junto con la incapacidad de reproducirse existen ciertas señales que pueden identificar la infertilidad. En estos síntomas se encuentran:

  • Disfunción sexual. Ocurre cuando se presentan problemas al eyacular: una disminución de fluido eyaculado, una libido baja o disfunción eréctil.
  • Dolor o hinchazón en la ingle.
  • Crecimiento anormal de las mamas, también conocido como ginecomastia.
  • Infecciones respiratorias frecuentes.
  • Una disminución visible en la cantidad de vello corporal y facial, lo cual podría evidenciar una anomalía hormonal o cromosómica.
  • Conteo bajo de esperma. Esto representa menos de 15 millones de espermatozoides por mililitro de semen, o un conteo total menor a 39 millones por eyaculación.

La infertilidad masculina: cuáles son sus causas

Para saber qué es la infertilidad masculina hay que conocer los factores que inciden en ella. Algunos de estos son:

    • Eyaculación retrógrada. Este desorden previene que el semen sea expulsado por el pene, pues hace que el fluido se dirija a la vejiga. Se denomina eyaculación retrógrada cuando el semen en vez de ser expulsado por el pene a través del conducto de la uretra se va hacia la vejiga. Puede ser causado si se sufre de diabetes, se consumen ciertos medicamentos, o si se ha realizado una operación reciente en la vejiga, próstata o uretra
    • Problemas hormonales. Suelen estar detrás de muchos de los casos de infertilidad masculina.  Algunos problemas en la glándula pituitaria o en la tiroides -entre otros-, pueden ser causa de infertilidad
    • Problemas autoinmunes. El sistema inmunológico de algunas personas puede eliminar espermatozoides, accidentalmente, como si de un virus se tratara. En consecuencia, la calidad del esperma puede verse afectada.
    • Varicocele. Los varicoceles son venas varicosas que se presentan en el escroto y previenen que la sangre circule de manera idónea. Esta afección se presenta en el 40 % de los hombres infértiles.
  • Enfermedades genéticas. Enfermedades como la fibrosis quística pueden ser una de las causas de la infertilidad masculina.
  • Defectos congénitos, bloqueos, o daño físico. Los hombres nacidos con bloqueos en algunas partes de sus testículos u otras anormalidades pueden prevenir que los espermatozoides lleguen al semen. Traumas físicos a los testículos, la uretra o la próstata también pueden impedir la fertilidad.
  • Infecciones de transmisión sexual. Como la clamidia o la gonorrea pueden causar infertilidades en los hombres. Este problema se revierte con un tratamiento adecuado de la infección.

Otras causas de la infertilidad masculina

Los factores ambientales, como puede ser la exposición a pesticidas, radiación a mercurio o metales pesados, por ejemplo, pueden reducir la calidad del esperma. Cuando un hombre realiza una cantidad muy elevada de ejercicio, sufre de estrés o de obesidad, es fumador o consume alcohol con frecuencia, también puede presentar problemas de fertilidad. Temporalmente, si los testículos se someten a temperaturas elevadas su producción de esperma puede disminuir.  Este inconveniente se puede prevenir utilizando ropa interior más holgada y evitando la exposición prolongada al calor de actividades como el ciclismo o el tomar baños calientes.

¿Se puede tratar la infertilidad masculina?

La infertilidad masculina puede tratarse. No obstante, el tratamiento dependerá -en gran medida-, de su causa. Entre los principales tratamientos de reproducción asistida están:

  • REM. Recuperación de espermatozoides móviles. Se trata de una técnica que sirve para diferenciar y extraer los espermatozoides aptos de la muestra de semen
  • Vitrificación o congelación de esperma. Es una técnica principalmente preventiva que consiste en que se congelan los gametos masculinos para ser posteriormente utilizados en un tratamiento de RA. En especial para aquellos hombres que han de someterse a alguna terapia o tratamientos agresivos que pueden dañar su esperma.
  • MACS. Técnica de selección de espermatozoides sanos. Es muy útil porque permite seleccionar aquellos espermatozoides sanos desechando los pre-apoptóticos que, debido a su alta fragmentación en su material genético están destinados a morir
  • Aspiración de epidemio: el urólogo,  mediante una técnica percutánea o por incisión trata de aspirar espermatozoides directamente desde el epidemio para utilizarla posteriormente en una FIV
  • Biopsia testicular. Técnica que se practica en quirófano y por la que el urólogo accede directamente al testículo del hombre para extraer sus gametos.
  • ICSI. El ICSI es una tecnología utilizada en la FIV en la que el biólogo deposita dentro del óvulo el espermatozoide óptimo facilitando la fecundación del mismo. (enlazar con el post.
  • Donación de semen. Ante la total imposibilidad de obtener una muestra de semen del varón se puede recurrir a la utilización de semen de un donante.

Por otro lado, también es recomendable mantener un estilo de vida saludable: realizar ejercicio de manera moderada, mantener una buena alimentación, y no consumir alcohol y tabaco en exceso. En el caso de presentar alguno de los síntomas previamente mencionados de manera prolongada, no dudes en contactar a tu médico de confianza. Detectar la infertilidad masculina a tiempo asegura un mejor pronóstico. ¿Tienes dudas sobre si puedes ser infértil? ¡Acláralas con nosotros! Ven a visitar Equipo Juana Crespo y los mejores profesionales te realizarán las pruebas necesarias para ofrecerte el mejor de los diagnósticos.