PLANIFICAR LA FERTILIDAD

La planificación de la fertilidad va mucho más allá de la vitrificación de gametos, es la posibilidad de decidir cuándo tener un hijo

 


    Preferencia horaria *:

    PLANIFICAR LA FERTILIDAD

    La planificación de la fertilidad va mucho más allá de la vitrificación de gametos, es la posibilidad de decidir cuándo tener un hijo.

    Planificar el envejecimiento reproductivo

    Planificar el envejecimiento reproductivo

    La planificación de la fertilidad es poder ser madre o padre en el momento que uno lo decida. Es un concepto que va más allá de la vitrificación de óvulos o de esperma. Consiste en realizar una revisión reproductiva, no ginecológica, para establecer los posibles factores de riesgo que tiene una persona en su vida y que, con el paso del tiempo y el envejecimiento, pueden llevarle a tener problemas reproductivos. De esta manera, se estudia a la persona de forma individualizada y se traza una estrategia muy personalizada no solo enfocada a preservar sus gametos (óvulos y esperma), sino también a mantener la fertilidad del resto de sus órganos reproductivos.

    ¿EN QUÉ CONSISTE PLANIFICAR LA FERTILIDAD?

    ¿EN QUÉ CONSISTE PLANIFICAR LA FERTILIDAD?

    La planificación de la fertilidad consiste en una revisión reproductiva, no ginecológica, muy completa en la que el especialista determina el estatus reproductivo actual y traza una estrategia a medio plazo.

    Estudio de los factores de riesgo

    Estudio de los factores de riesgo

    Estudio de los factores de riesgo

    Todas las personas nacemos con una serie de características innatas como puede ser la reserva ovárica, herencias genéticas, enfermedades autoinmunes,etc. Además, los hábitos de vida, tales como el tabaquismo, la obesidad, el estrés afectan al sistema reproductivo.

    Por ello, a la hora de planificar la fertilidad nuestros especialistas estudian de forma personalizada:

    • Antecedentes Familiares
    • Enfermedades Autoinmunes
    • Factores ginecológicos
    • Infecciones
    • Hábitos de vida

    Con todo ello, en Equipo Juana Crespo somos capaces de prever cómo va a evolucionar el sistema reproductivo de una persona con el tiempo para plantear una estrategia de tratamiento orientada a proteger ese sistema reproductivo.

    Estudio de los factores de riesgo
    Estudio de la reserva ovárica

    Estudio de la reserva ovárica

    Estudio de la reserva ovárica

    Estudio de la reserva ovárica

    Para lograr un embarazo evolutivo es fundamental tener buenos óvulos. No solo hablamos de cantidad, sino también de calidad. Es sabido que las mujeres nacemos con una reserva ovárica finita, pero además, existen patologías que pueden afectar a la calidad de los óvulos. En la actualidad no existe una analítica capaz de detectar de antemano la calidad de los ovocitos.

    Sin embargo, nuestros especialistas pueden prever cómo las circunstancias personales de cada persona pueden influir en la funcionalidad de los ovarios y en la calidad de los óvulos, para ello se realizará un estudio hormonal completo y el recuento de folículos antrales vía ecográfica.

     

    Evaluación de los órganos reproductivos

    Evaluación de los órganos reproductivos

    Evaluación de los órganos reproductivos

    Los órganos envejecen y a la hora de planificar la fertilidad hay que prestar especial atención a los órganos reproductivos.

    • La Vagina
    • El Cérvix
    • El útero
    • Las trompas de Falopio
    • Los ovarios

    Dependiendo de cada persona, en Equipo Juana Crespo haremos hincapié en un órgano en concreto dependiendo del estatus personal. Las mujeres con endometriosis por ejemplo, pueden ver afectados todos sus órganos, mientras que en la mujer con HPV se deberá proteger más el cervix. Los úteros en retroversión alteran la biomecánica funcional y por tanto envejecen peor.

    Evaluación de los órganos reproductivos
    Estrategia personalizada

    Estrategia personalizada

    Estrategia personalizada

    Estrategia personalizada

    Con todo ello, nuestros profesionales van a plantear una estrategia personalizada enfocada en la que se incluirá:

    • Informe actual
    • Posibles repercusiones futuras según el estatus reproductivo personal
    • Pautas médicas personalizadas si fuesen necesarias
    • Vitrificación de gametos, generalmente a los 35 años

    ¿CUÁNDO PLANIFICAR LA FERTILIDAD?

    ¿CUÁNDO PLANIFICAR LA FERTILIDAD?

    ¿CUÁNDO PLANIFICAR LA FERTILIDAD?

    A los 30 años deberíamos conocer si queremos ser padres para entre los 30 y 35 plantear la estrategia, que puede ir orientada a una gestación espontánea a corto plazo o a preservar la fertilidad mediante la vitrificación de óvulos o congelación de esperma siempre antes de los 35 años. El retraso de la maternidad nos hace no solo perder los mejores óvulos en las primeras etapas reproductivas que es alrededor de los 20 años, sino que además provoca un gasto continuo de óvulos y un desgaste de los órganos reproductivos. A partir de los 30 años la fertilidad femenina empieza a descender pero, a partir de los 35 años, este descenso se hace muy acusado de tal manera que a los 40 años, la posibilidad de quedarte embarazada de forma natural es tan solo de un 5% en cada ciclo, mientras que, además, aumenta el riesgo de embriones anómalos.

     

    ¿CUÁNDO PLANIFICAR LA FERTILIDAD?

    TÉCNICAS DE PRESERVACIÓN

    TÉCNICAS DE PRESERVACIÓN

    La preservación de la fertilidad puede llevarse a cabo en algunos casos por indicación médica, en caso de pérdida de función ovárica, por enfermedad grave o simplemente para garantizar un plan de futuro embarazo.

    Supone la criopreservación de óvulos maduros -previamente estimulados-, para su empleo en el futuro en un tratamiento de reproducción asistida. Con la criopreservación se permite que los óvulos congelados se mantengan con la misma calidad que un óvulo fresco, garantizando su preservación a lo largo de los años. La vitrificación de óvulos otorga una alta garantía de efectividad a las mujeres en el momento que decidan apostar por la maternidad.
    Este tratamiento está destinado a los hombres y a la preservación de su fertilidad. La congelación de esperma supone la criopreservación de los espermatozoides durante un periodo de tiempo, sin que esto suponga una pérdida de calidad para un tratamiento futuro.

    Solicita tu primera visita

    Solicita tu primera visita

    Solicita información personaliza sobre tu caso. Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.


      Preferencia horaria *:

      Llámanos
      Escríbenos