Fecundación In Vitro

Fecundación In Vitro

La fecundación in vitro es la técnica de reproducción asistida por la que se logra la fecundación del óvulo fuera del cuerpo de la mujer. 

La importancia de un buen laboratorio FIV

La FIV se realiza en un laboratorio especializado de Reproducción Asistida a partir de una muestra de esperma y los óvulos de la mujer que previamente han sido extraídos de su cuerpo.

En la clínica, dentro del laboratorio FIV, el especialista une los gametos femenino y masculino para que se produzca la fecundación y se genere el embrión.

Una vez se ha formado el embrión, se transferirá al útero de la madre mediante el procedimiento conocido como transferencia embrionaria.

Fecundación in vitro: cómo se realiza

Antes de comenzar un tratamiento de fecundación in vitro es fundamental el diagnóstico y una estrategia de ciclo altamente personalizada y adaptada a cada caso.

Una vez estudiadas todas las pruebas diagnósticas complementarias y planteada la estrategia a seguir, se comienza la estimulación ovárica, un proceso médicamente controlado cuyo objetivo es lograr que los ovarios generen el máximo número de óvulos de calidad óptima.

Durante este proceso los médicos especialistas realizan diferentes controles y analíticas para controlar el crecimiento de los folículos, las estructuras celulares que contienen los óvulos.

Cuando los óvulos están maduros, se programa la punción ovárica que realizamos en los quirófanos de nuestra clínica FIV. Se trata de un procedimiento quirúrgico sencillo que requiere de sedación en la mayoría de los casos y en el que el especialista extrae de los ovarios de la mujer los óvulos maduros.

Seguidamente, estos óvulos pasan al laboratorio para ser fecundados mediante la FIV tradicional o con FIV-ICSI.

La fecundación in vitro convencional 

En la FIV convencional, el especialista pone en contacto el óvulo con una muestra de semen ya capacitada y, de manera espontánea y natural, solo uno de los espermatozoides logrará romper la corteza del óvulo para fecundarlo.

La fecundación in vitro con ICSI

En una fecundación in vitro mediante ICSI (Inyección Intracitoplasmática) es el especialista el que selecciona el espermatozoide óptimo de toda una muestra capacitada y, mediante una microinyección, perfora la corteza del óvulo y lo deposita directamente en el citoplasma, facilitando el camino de este para lograr la fecundación.

En la realización de una ICSI hay una mayor manipulación del embrión, sin embargo, las tasas de éxito aumentan si se domina la técnica por parte del especialista.

El dominio de la técnica por los especialistas, las condiciones de estabilidad del laboratorio FIV, la dotación tecnológica o la calidad de los medios de cultivo empleados, son determinantes para el éxito de la fecundación in vitro.

Una vez se ha producido la fecundación, los embriones se transfieren al útero de la mujer en día 3 o en estadio de blastocisto (aproximadamente día 5) según se haya establecido en la estrategia de cada paciente. El resto de los embriones se vitrificarán para ser utilizados en un futuro.

Transcurridos unos 9-10 días tras la transferencia embrionaria, realizaremos la prueba de embarazo.

¿Cuándo se recomienda un tratamiento FIV?

La fecundación in vitro es un tratamiento adecuado en los siguientes casos:

  • Ausencia, lesión u obstrucción en las trompas de Falopio.
  • Ante escasez o falta de movilidad de los espermatozoides.
  • Mujeres con endometriosis.
  • En mujeres que buscan la maternidad con edad más avanzada.

¿Cómo es el procedimiento en un tratamiento de fecundación in vitro?

El procedimiento en un ciclo de fecundación in vitro o FIV-ICSI en Equipo Juana Crespo es el siguiente:

Primera visita

En Equipo Juana Crespo realizamos la primera visita de fertilidad más completa. Todos nuestros profesionales, desde admisión hasta el especialista, dedican los recursos y la atención necesarios para cada caso, sin tiempos establecidos. Centramos todos los esfuerzos en establecer un diagnóstico y una estrategia de tratamiento absolutamente personalizada.

Si quieres saber más, aquí tienes más información sobre nuestra primera visita:

Estimulación ovárica

Llamamos estimulación ovárica al periodo de tiempo en el que a la mujer se le suministra medicación hormonal con la finalidad de estimular los ovarios y obtener así varios óvulos viables y de calidad para ser fecundados en el laboratorio FIV. Durante esta fase, suelen ser necesarios entre 3 y 4 controles ecográficos que se completan con analíticas hormonales.

Punción

Se trata de un procedimiento quirúrgico que requiere sedación y por el que el especialista aspira los folículos (estructuras celulares que contienen a los óvulos) maduros del ovario de la mujer que serán fecundados en el laboratorio FIV. 

Laboratorio y cultivo embrionario

Una vez se han obtenido los óvulos y capacitado la muestra de semen, nuestros embriólogos fecundan los gametos para obtener los embriones. La fecundación en general es mediante la técnica FIV/ICSI. Una vez se ha producido la fecundación, los embriólogos observan y cuidan diariamente a los embriones mientras se produce su división celular pasando de ser cigoto (día 1) a mórula (aprox. día 4) y blastocisto (aprox. día5).

Preparación endometrial

La preparación endometrial es uno de los aspectos fundamentales para lograr el embarazo. Consiste en preparar de forma óptima el endometrio de la mujer para que el grosor, la apariencia, la vascularización, etc. sean las adecuadas para la implantación del embrión. La preparación endometrial es absolutamente personalizada, puede realizarse en ciclo natural o sustituido.  

Transferencia embrionaria

Es el momento en el que el embrión generado en el laboratorio FIV es depositado en el útero de la mujer para que implante y se geste durante los nueve meses que dura el embarazo.

Vitrificación de embriones

Los embriones sobrantes son vitrificados mediante la técnica de “criopreservación” y depositados en tanques de nitrógeno donde serán conservados con la misma calidad que cuando fueron congelados. De esta manera, la pareja o la mujer puede utilizar sus embriones en el futuro sin tener que someterse a una nueva estimulación.

Prueba de embarazo

A los 10 u 11 días tras la transferencia embrionaria se realiza una analítica de sangre para detectar pequeñas cantidades de hormona beta-hCG, (gonadotropina coriónica humana).

Se trata de una hormona que inicialmente es sintetizada por el embrión y, posteriormente, por la placenta.  

Consulta de resultados

Tras la beta positiva, recomendamos realizar la primera ecografía a los 8 -12 días siguientes al resultado positivo. El objetivo es visualizar el saco embrionario y la vesícula vitelina, descartar posibles embarazos ectópicos o extrauterinos y comprobar que todo es correcto.

Visita de alta gestacional

Sobre la semanas 8-9 citamos a nuestras pacientes para realizarles una ecografía y dar el alta gestacional.

Proceso

  • Diagnóstico

    Diagnóstico

  • Estimulación Ovárica

    Estimulación Ovárica

  • Punción Ovárica

    Punción Ovárica

  • Laboratorio y Cultivo

    Laboratorio y Cultivo

  • Transferencia Embrionaria

    Transferencia Embrionaria

Blog

RESERVA TU VISITA
close slider

Nombre:
Correo:
Teléfono:
Código Postal:
Asunto:

Motivo:

Recibir respuesta via: mailteléfono

Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el coche.

He leído y acepto la política de protección de datos *