Si vas a someterte a un tratamiento de reproducción asistida, es fácil que tengas dudas sobre la medicación que deberás tomar y sobre los efectos secundarios que esta puede tener en tu organismo.

Algunos de los medicamentos utilizados en los tratamientos de Feduncación In Vitro pueden provocar molestias y distensión abdominal, náuseas, vómitos, mareos y alteraciones en el estado de ánimo. Muchos de estos efectos son leves y similares a los provocados por los cambios hormonales del ciclo menstrual o del embarazo.

A continuación te contamos cuáles son los principales medicamentos administrados en los tratamientos FIV y nos centramos en uno de los más habituales: el Decapeptyl.

Medicamentos de los tratamientos FIV

Casi todos los medicamentos utilizados en una FIV tienen como objetivo estimular, frenar o sustituir la acción de las hormonas relacionadas con la ovulación

La mayoría podrás autoadministrártelos en tu domicilio tomando comprimidos orales, vaginales o mediante inyecciones subcutáneas, según las indicaciones de tu médico.

La medicación de tratamientos FIV y su dosis depende de cada mujer, aunque algunos fármacos se utilizan habitualmente. 

Entre ellos: 

  • Gonadotropinas. De forma natural, estas hormonas intervienen en el desarrollo folicular. Su administración permite estimular de manera controlada el funcionamiento de los ovarios.
  • Anticonceptivos orales. En algunas pacientes, los anticonceptivos ayudan a controlar el ciclo menstrual y permiten obtener mejor respuesta a la medicación.
  • Citrato de Clomifeno. Combinado con otros fármacos permite inducir la ovulación.
  • Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH). Pueden administrarse en diferentes momentos del ciclo FIV. Su objetivo es mejorar la respuesta de las gonadotropinas. El Decapeptyl es uno de los agonistas de GnRH más populares.
  • Antagonistas de la GnRH. Ayudan a evitar una ovulación temprana para finalizar con éxito el tratamiento FIV.
  • Progesterona. Proporciona un soporte hormonal a la fase lútea del ciclo, justo después de la ovulación. Esta hormona únicamente se administra cuando la paciente no la produce en cantidad suficiente o cuando el tratamiento lo requiere.
  • Estrógenos. Preparan el endometrio y hacen que sea más “receptivo” a la implantación del embrión.

¿Qué es el Decapeptyl?

El Decapeptyl es un medicamento hormonal habitual en los tratamientos FIV. Su principio activo es la triptorelina, un decapéptido sintético de liberación prolongada análogo de la hormona liberadora de gonadotropina.

Básicamente esto quiere decir provoca la misma acción que esta hormona. Sin embargo, la triptorelina tiene una “ventaja” frente a su homóloga natural, ya que estimula la síntesis y la liberación de FSH (hormona luteinizante) y LH (hormona foliculoestimulante) de forma más eficaz y por más tiempo.

El incremento inicial de estas hormonas ocasiona el aumento de producción de estrógenos en los ovarios y de testosterona en los testículos, que a su vez inhibe la producción hipotalámica de GnRH, por feed-back negativo, retroalimentando el eje hipotálamo-hipófisis-gonadal (es decir, en una segunda fase produce una inhibición de la liberación de estas hormonas por desensibilización de los receptores).

En líneas generales, la triptorelina permite controlar la función de los ovarios a lo largo de la estimulación ovárica. Al administrar a la paciente Decapeptyl, los médicos pueden controlar el pico de LH que desencadena la ovulación evitando una posible expulsión espontánea del óvulo que  obligue a cancelar el ciclo de la FIV.

¿Cuándo se utiliza este medicamento?

El Decapeptyl es uno de los fármacos más comunes para tratar la infertilidad femenina y se utiliza como tratamiento complementario a las gonadotropinas (HMG, FSH, hCG) durante la fase de estimulación ovárica de la FIV.

El decapeptyl está indicado para tratar la esterilidad femenina. Su uso se contempla en mujeres con antecedentes de resultados adversos en la fecundación in vitro, con picos prematuros de LH o luteinización prematura, con producción de ovocitos de mala calidad.

Además, también permite controlar la actividad de los ovarios en mujeres que se someten a una transferencia embrionaria con embriones congelados o en ciclos de ovodonación. Facilita el control del crecimiento del endometrio y la sincronización en los ciclos de ovodonación.

También está indicado en otras patologías como endometriosis, miomas, pubertad precoz y algunos cánceres

Decapeptyl antes de la punción ovocitaria como desencadenante de la ovulación

Aplicado en bolo (intravenoso), induce la liberación de FSH y LH en 24-36 horas, provocando la maduración y la liberación del ovocito, listo para extraerlo en la punción, pero provoca una insuficiente fase lútea, teniendo que postponer la transferencia en el caso de las pacientes que quieran hacerlo en fresco. 

Su uso para prevenir el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) es una estrategia generalizada a la hora de inducir la maduración ovocitaria y la ovulación cuando previamente se ha utilizado un protocolo con antagonistas (ant-GnRH). 

Su uso en donantes elimina el riesgo de SHO sin afectar al resultado en las receptoras.

Decapeptyl tras las cirugías o cuando se quiere “parar” los ciclos 

Produce una supresión hipofisaria y, por tanto, bloqueo del ciclo ovárico y atrofia endometrial. Por este motivo se utiliza tras la cirugía de la endometriosis. Su uso prolonga el periodo libre de dolor tras la cirugía y no afecta al pronóstico reproductivo.

Como este medicamento permite controlar la actividad de los ovarios, se utiliza mucho en mujeres que se van a someter a una transferencia embrionaria de embriones congelados o los tratamientos de ovodonación, ya que permite controlar el crecimiento del endometrio y ayuda a la hora de sincronizar los ciclos entre donante y receptora en los tratamientos de ovodonación. 

Administración de Decapeptyl

Podemos encontrar el Decapeptyl en cuatro formatos: diario (0.1mg/1ml), mensual (3.75mg), trimestral (11.25mg) o semestral (22.5mg). Además, puede administrarse por vía parenteral subcutánea, por vía inhalatoria y por vía intramuscular.

Se prescribe uno u otro dependiendo de la estrategia médica. En general en los tratamientos FIV se usa el decapeptyl diario o mensual. Si se pone una inyección mensual con la menstruación, es de esperar una nueva regla a las 4-5 semanas, pero en ocasiones puede retrasarse. 

El trimestral se suele utilizar tras determinadas cirugías o situaciones en las que se hace necesario controlar y para durante más tiempo el ciclo menstrual, provocando una interrupción de la regla transitoria. 

El principio activo es la Triptorelina y sus excipientes el manitol y el cloruro sódico, y las preparaciones llevan agua como disolvente para mezclarlo con el polvo.

Puede conservarse a temperatura ambiente (Tª < 25ºC), protegido de la luz.

¿El Decapeptyl tiene algún efecto secundario?

El decapeptyl no suele presentar efectos secundarios importantes en su uso para los tratamientos de reproducción asistida.

Los efectos secundarios principales son consecuencia de los cambios en los niveles hormonales.

La limitación principal de este fármaco es la aparición de efectos secundarios debidos al hipoestrogenismo (disminución de estrógenos), especialmente a nivel óseo. 

Por este motivo, los tratamientos han de ser cortos o bien complementarse con terapia hormonal sustitutiva (add-back therapy) con dosis bajas de estrógenos para evitar los síntomas de hipoestrogenismo sin estimular la progresión de la endometriosis.

Puede producir sequedad vulvovaginal y dolor en las relaciones, eritema, dolor e inflamación en el lugar de inyección, mareos, cefalea, cambios de humor, sudoración, sofocos dolor abdominal, náuseas, astenia o fatiga.

Su uso prolongado aumenta el riesgo de osteoporosis en pacientes con factores de riesgo (consumo de alcohol, fumadores, malnutrición, uso de otros fármacos que disminuyen densidad ósea).

Otro de los efectos secundarios de las inyecciones de Decapeptyl es la irritación de la piel, por lo que te recomendamos que cambies el punto de la punción cada día. En Equipo Juana Crespo somos expertos en reproducción asistida. ¿Quieres información sobre nuestros tratamientos FIV? Contacta con nosotros.