El impacto emocional que supone el diagnóstico de “menopausia” en mujeres jóvenes puede ser, en algunos casos, devastador. No solo por los cambios físicos, que influyen en la calidad de vida, o por la merma de la autoestima, sino también porque dificulta los proyectos de maternidad en muchas mujeres que en esos momentos se están planteando un embarazo.

Si a ti también te han diagnosticado menopausia precoz y deseas ser madre, es importante que tengas presente que el hecho de que no tengas menstruación no significa que seas estéril. En ocasiones, el fallo ovárico precoz puede revertir espontáneamente o funcionar de forma intermitente.

De hecho, se estima que en torno al 5% de las mujeres con fallo ovárico prematuro consiguen el embarazo tras una ovulación espontánea.

No obstante, aunque el embarazo espontáneo sea complicado, la reproducción asistida sí puede aumentar enormemente las probabilidades de lograr el embarazo con menopausia precoz.

¿Qué es la menopausia precoz?

La menopausia prematura, también conocida como fallo ovárico precoz, es el cese de la menstruación antes de los 40 años debido a la pérdida de la función ovárica y a la reducción en la producción de estrógenos.

La edad en la que tengas la menopausia está determinada por la reserva ovárica que dispones al nacer y por el ritmo al que se van gastando los folículos ováricos durante los ciclos menstruales. Ese desgaste se empieza a notar, por norma general, entre los 45 y los 55 años. No obstante, si sucede antes de los 40, hablamos de menopausia precoz, algo que le sucede al 1% de las mujeres.

¿Por qué se produce la menopausia precoz?

Las causas por las que sucede la menopausia a temprana edad son variadas.

Muchas mujeres con menopausia temprana tienen antecedentes familiares de casos similares. Así que, si tu madre o tu abuela también tuvieron la menopausia antes de los 40 años, es posible que tu fallo ovárico prematuro sea por causas genéticas (alteraciones cromosómicas o anomalías hereditarias).

También puede deberse a una reacción aumentada del sistema inmunológico contra los folículos ováricos, que son destruidos. Esto podría sucederte si tienes alguna enfermedad de carácter inmunológico como por ejemplo la diabetes, la enfermedad de Addison, lupus, hipotiroidismo, vitíligo, artritis reumatoide, etc.

Si has tenido que someterte a algún tratamiento de quimioterapia o radioterapia, así como intervenciones quirúrgicas de ámbito ginecológico (quistes, endometriosis, etc.) es también posible que esta sea la causa de la disminución de tu reserva ovárica y la consecuente menopausia prematura.

Menopausia precoz

¿Cuáles son los síntomas iniciales de la menopausia precoz?

¿Sospechas que tienes menopausia precoz? Si es así, lo primero que debes hacer es fijarte en la regularidad de tus menstruaciones. Aunque la primera señal de alarma es la desaparición de la menstruación a temprana edad, también existen otros síntomas como:

  • Cambios repentinos de humor
  • Sofocos
  • Insomnio o dificultades para conciliar el sueño
  • Sequedad vaginal

Estos, sumados a otros cambios menos comunes, son un motivo más que suficiente para consultar con tu ginecóloga y que te haga una revisión.

Mediante el estudio en tu analítica sanguínea de determinadas hormonas, como el estradiol y la FSH y niveles muy bajos de la hormona antimülleriana, podrías tener tu diagnóstico. También una ecografía vaginal que muestre los ovarios atrofiados o de tamaño reducido, así como la escasa o nula reserva folicular, podrían confirmar este diagnóstico.

Es importante que el diagnóstico sea lo más precoz posible. Cuanto antes sepas cuál es tu condición, antes podremos pautar el tratamiento más adecuado para ti. No solo para lograr el embarazo, sino también para evitar otras consecuencias de la menopausia precoz. Debes tener en cuenta que la caída de los estrógenos incide en la aparición de problemas cardiovasculares, así como la osteoporosis.

¿Se puede prevenir la menopausia precoz?

La menopausia no se puede prevenir, pero sí puedes saber la probabilidad que tienes de que llegue antes de lo previsto. Esta información te daría la posibilidad de pensar y tomar decisiones a tiempo.

Hoy en día, podemos medir la reserva ovárica con marcadores que permiten conocer el número de ovocitos en los ovarios. Por tanto, si tienes antecedentes familiares o en tu revisión ginecológica te han advertido de este posible problema en un futuro, te aconsejamos dos posibilidades: no retrasar tu maternidad o, si decides hacerlo, preservar tu fertilidad mediante la vitrificación de tus óvulos o embriones.

Preservando tu fertilidad, se amplían tus opciones de cara a una futura maternidad, a pesar de que llegue la menopausia antes de tiempo.

¿Cómo lograr el embarazo con menopausia precoz?

Las posibilidades de que consigas un embarazo espontáneo con un fallo ovárico precoz son escasas. Pero no te desanimes porque aún tienes opciones a través de la reproducción asistida.

Si a edades más tempranas pudiste congelar tus propios óvulos o embriones, este es el momento idóneo de utilizarlos. Si no pudiste hacerlo, la recomendación más común es realizar un tratamiento de ovodonación. Es decir, recibir óvulos de una donante o, incluso, la donación de un embrión donado por otra pareja.

La FIV con óvulos donados ofrece unas tasas de éxito muy altas y, si en tu caso eres una mujer joven, más aún. 

Pero en Equipo Juana Crespo, antes de llegar a la ovodonación, podemos ofrecerte más opciones de embarazo con tus propios óvulos, incluso si tu diagnóstico es un fallo ovárico oculto:

  • Tratamientos personalizados

En nuestro equipo somos especialistas en medicina reproductiva de alta complejidad y siempre realizamos tratamientos completamente personalizados para cada paciente. Solo de ese modo, en un caso de menopausia prematura, es posible lograr un número adecuado de óvulos que nos permita fecundar embriones en nuestro laboratorio FIV.

Luchamos por cada uno de los óvulos e, incluso, hacemos una selección del ciclo más adecuado en el que realizar la estimulación ovárica. No dejamos nada al azar.

Una vez obtenidos los embriones, nos preocupamos para que las condiciones uterinas sean las idóneas para lograr que se quede contigo durante los siguientes 9 meses.

  • Rejuvenecimiento ovárico

Es una de las técnicas más novedosas que desarrollamos en nuestra clínica. 

A través de la cirugía laparoscópica se puede reactivar el ovario para que, mejorando la vascularización del mismo, intentemos obtener más ovocitos competentes que nos ofrezcan la posibilidad de crear embriones válidos para conseguir el ansiado embarazo. 

Las técnicas de rejuvenecimiento o rescate ovárico están aún en desarrollo pero, en Equipo Juana Crespo, este procedimiento supone un intento más para recuperar el mayor número de óvulos posible en mujeres con menopausia precoz o con baja reserva ovárica.

Como ves, la menopausia precoz no es el fin de tus aspiraciones de maternidad. Hoy en día, dispones de diferentes opciones para lograr el embarazo con menopausia precoz, incluso con material genético propio.

Si tienes antecedentes de menopausia temprana o ya has sido diagnosticada y el bebé no llega, ponte en contacto con nosotros. Contamos con profesionales especializados en los casos más complejos, capaces de desarrollar las más novedosas técnicas para llegar a revertir temporalmente el fallo ovárico temprano.

Reserva ya tu primera visita y resuelve todas tus dudas en el 961 042 557 o escríbenos a info@juanacrespo.es