La fecundación solo puede producirse durante algunos días de cada ciclo menstrual de la mujer, por lo que es fundamental mantener relaciones sexuales en esas jornadas si deseamos quedarnos embarazadas. De todos estos días, el de mayor riesgo de embarazo es el de la ovulación, aunque no es el único. 

Actualmente existen aplicaciones online que nos permiten elaborar nuestro propio calendario de ovulación. Estas herramientas no deben usarse nunca como método anticonceptivo, pero pueden orientarnos sobre nuestros momentos de mayor fertilidad. 

¿Qué es la ovulación? ¿Cuándo se produce? 

Para entender cómo funciona un calendario de ovulación fiable debemos saber más sobre la  ovulación, un proceso biológico por el cual un óvulo (u ovocito) maduro desarrollado dentro del ovario se libera de éste con el objetivo de ser fecundado. 

La ovulación es la fase central del ciclo menstrual y se produce gracias a la acción de dos hormonas: la hormona foliculoestimulante o FSH (que facilita que los óvulos se desarrollen dentro del ovario) y la hormona luteinizante o LH (que proporciona al óvulo el “impulso final” para madurar y liberarse del folículo). Una vez expulsado, el óvulo se desplaza por la trompa de Falopio hacia el útero. La fecundación debe producirse durante las 24 horas siguientes. 

La ovulación puede producirse en cualquier momento entre los días 10 y 21 del ciclo menstrual, aunque lo habitual es que sea el día 14. No siempre es así, ya que el día concreto depende de la duración y regularidad del ciclo menstrual de cada mujer.

¿Qué son los días fértiles? 

Algunas mujeres siguen pensando que únicamente pueden quedarse embarazadas el día de su ovulación. Sin embargo, no es así. Los días fértiles son todos aquellos en los que existen posibilidades de embarazo, y se corresponden tanto con la ovulación como con las jornadas inmediatamente anteriores y posteriores a la misma. 

Una mujer con un ciclo normal de 28 días experimenta su momento más fértil día 14, pero sus posibilidades de embarazo son elevadas desde el día 13 hasta el 16 de su ciclo.  ¿Cuál es el motivo? Aunque el óvulo vive 24 horas, los espermatozoides tienen un periodo de vida más largo: entre 48 y 72 horas si las condiciones de la vagina son óptimas en cuanto a pH y temperatura. Y ambos factores, tanto el pH como la temperatura, son ideales en las 48-72 horas antes de la ovulación y durante las 24 siguientes a la misma.

Esto quiere decir que, a nivel práctico, la mujer tiene entre 3 y 5 días de máxima fertilidad que se sitúan en el centro de su ciclo menstrual.

Cómo calcular mi ovulación y mis días fértiles

El primer paso para calcular el momento de tu ovulación es conocer la duración de tu ciclo menstrual. El ciclo menstrual dura desde el primer día de la regla hasta el primer día de la siguiente menstruación. Si observas este dato durante varios meses, podrás comprobar la regularidad de tu ciclo.  

Si tus reglas son muy regulares, puedes establecer la fecha aproximada de tu ovulación y elaborar tu propio calendario de ovulación fiable. Esto, junto con la observación de algunos signos físicos de la ovulación (cambios en el flujo vaginal, aumento de la temperatura basal, etc.) te permitirá detectar tus días fértiles.

¿Qué es un calendario de ovulación y para qué sirve? 

Un calendario de ovulación, tal y como su nombre indica, es una herramienta que sirve para calcular los días de máxima fertilidad femenina. Su funcionamiento es bastante sencillo: utilizando como referencia la duración del ciclo menstrual se calcula el momento de la ovulación y, con éste, los días de mayor fertilidad. En el caso de los calendarios de ovulación automáticos/online, las aplicaciones nos pedirán que introduzcamos datos como la duración de nuestros ciclos menstruales, la fecha de la última y la antepenúltima menstruación, la duración de nuestra regla, etc.

¿Existe algún calendario de ovulación fiable al 100%? 

Los calendarios de ovulación son útiles para mujeres que tienen ciclos menstruales regulares, independientemente de su duración. Sin embargo, su fiabilidad es limitada cuando se ha dado a luz recientemente, al comienzo de la menopausia o cuando se experimentan desarreglos hormonales o en el ciclo menstrual debido a patologías como el Síndrome de Ovario Poliquístico o la endometriosis. 

En cualquier caso, y aunque pueden servirnos como guía, los calendarios de ovulación nunca sustituyen el papel de los ginecólogos y expertos en reproducción. De hecho, estos calendarios, pese a tener cierto grado de fiabilidad, se programan en función de patrones estándar que no corresponden con las características de todas las mujeres. 

Los profesionales de la salud especializados, por su parte, conocen el historial de cada paciente, así como sus ciclos menstruales, y realizan pruebas concretas para determinar con precisión el momento de la ovulación y los días en los que la mujer tiene más probabilidades de concebir.