¿Cómo nos aseguramos en las clínicas de reproducción asistida que los embriones transferidos son los de cada paciente? Sabemos lo importante que es para cada una de nuestras pacientes sentirse totalmente seguras en cuanto a la trazabilidad de los embriones y del material genético.

Es por eso que queremos explicarte en este artículo cuál es el proceso de trazabilidad de las muestras biológicas en nuestro laboratorio FIV. Se trata de un protocolo que no es de obligado cumplimiento por parte de las clínicas de fertilidad, pero que en Equipo Juana Crespo creemos imprescindible para garantizar la seguridad de nuestras pacientes y tranquilidad de todos los profesionales que trabajamos en la clínica.

 

La importancia de los sistemas de trazabilidad en el laboratorio FIV

De sobra son conocidas las noticias y casos en el mundo en los que ha habido errores o confusiones a la hora de trabajar con las muestras biológicas. Afortunadamente son muy pocos los casos, apenas un 0,04%, pero nuestro objetivo obligado es conseguir que sea 0%.

Para intentar minimizar estos posibles errores que pueden darse en los laboratorios de reproducción asistida, en las clínicas tradicionalmente se ha trabajado con el sistema de “doble chequeo” que se trata de trabajar en parejas, es decir, se trabaja con un testigo. Así cuando los embriólogos procedemos a realizar cualquier técnica del laboratorio de FIV (inseminación, vitrificación, transferencia embrionaria…) un compañero comprueba que los gametos o embriones son los correctos.

Con el doble chequeo, aunque se minimiza el error, las probabilidades de equivocarse siguen existiendo. Por ello en Equipo Juana Crespo hemos introducido un sistema de trazabilidad electrónico. Utilizando el sistema de doble chequeo como una medida extra de seguridad.

 

Trazabilidad embriones¿En qué consiste el protocolo de trazabilidad de los embriones en Equipo Juana Crespo?

En Equipo Juana Crespo contamos con un sistema electrónico que nos permiten realizar una trazabilidad de los embriones minimizando al máximo el riesgo de error. Puesto que la eficacia de utilizar a un compañero como testigo no termina de eliminar el error humano.

Se trata de un dispositivo que a través de códigos de barras y QRs es capaz de detectar cada movimiento o manipulación del material genético de cada paciente. De esta forma queda registrado cualquier técnica que se haya realizado, qué gametos ha empleado y qué persona y a qué hora los ha manipulado. Registrando toda esta información en la historia clínica de cada paciente.

Este sistema de trazabilidad de embriones es de obligado cumplimiento en países como Inglaterra, sin embargo, en España, la decisión de implementar esta tecnología es decisión de cada clínica. Por eso, a la hora de escoger una clínica de reproducción asistida, conviene cerciorarse de su sistema de trazabilidad de embriones. Solo así podemos estar más tranquilos y seguros del trato que va a recibir el material genético.

 

Cómo es el protocolo de trazabilidad de los embriones en Equipo Juana Crespo

Dentro del laboratorio seguimos un sistema de trazabilidad por códigos QR y códigos de barra. En todo momento, cualquier material biológico está identificado. Identificamos a la paciente, identificamos los tubos o placas donde vamos a cultivar sus gametos, embriones, etc. Todo esto queda reflejado en la historia de la paciente y se va revisando a cada paso que vamos dando:

1-Antes de la punción ovárica

Cuando la paciente llega al quirófano, el embriólogo también entra y le pregunta a la enfermera por el nombre de la paciente y también pregunta directamente a la paciente por su nombre. Paralelamente, el embriólogo escanea el código de barras, el código QR que la paciente tiene en la pulsera identificativa para comprobar su historia clínica y que los datos concuerden.

También se escanea el tubo en el que se van a transportar los ovocitos desde el quirófano hasta el laboratorio.

2-Una vez hecha la punción

Tras la punción ovárica, la enfermera lleva el tubo con los ovocitos al laboratorio. Aquí escaneamos tanto el tubo procedente de quirófano como la placa donde cultivamos los ovocitos hasta el momento de la fecundación. Esa placa se guarda en un incubador que también queda registrado.

3-En el caso de la muestra seminal

Con las muestras de semen se procede de la misma forma. Previamente, la enfermera identifica al paciente y al bote en el que se deja la muestra de semen del paciente. Este bote se identifica con el nombre del paciente y de su pareja.

4-En caso de donación

Si hay ovodonación o donación de semen, el proceso es el mismo. Puesto que la donación es anónima se utiliza un código numérico que estará ligado de la misma manera mediante un código QR a la receptora de esos gametos.

5-En el momento de la transferencia

En Equipo Juana Crespo disponemos de una cámara en el quirófano, desde la cual el equipo y la paciente pueden ver en todo momento cómo sacamos el embrión de la incubadora y lo llevamos hasta el quirófano, justo en el momento anterior a la transferencia. La paciente puede comprobar en todo momento su nombre y apellidos y esto nos permite un doble check porque la paciente, ginecólogo y enfermera pueden comprobar que es el mismo nombre de la paciente.

7-En caso de vitrificación

Si es necesario vitrificar los embriones se sigue el mismo proceso de trazabilidad que en los procesos anteriores, identificando con los códigos de barras y códigos QR los dispositivos en los que se almacenan congelados los gametos o embriones. Estos dispositivos se almacenan en los criotanques, de forma que cada paciente ocupa una única posición. Nunca juntamos los embriones de distintas pacientes.

 

Qué aspectos aportan mayor seguridad a los pacientes

Para conseguir la mejor calidad de los embriones, que la paciente consiga el mayor rendimiento del ciclo y evitar cualquier accidente o error, es muy necesario cerciorarse de que la clínica dispone de:

  • Protocolo de trazabilidad de los embriones y resto de material genético, que ya hemos explicado.
  • También es importante cerciorarse de que el laboratorio tenga un equipamiento con la última tecnología, para asegurarnos del mantenimiento adecuado de los incubadores, ya que esto influye directamente en la calidad de los embriones.
  • Un equipo humano profesional y experimentado. Es muy importante que en el laboratorio solo esté presente el personal formado y necesario para el trabajo. El personal debe saber moverse adecuadamente dentro del laboratorio para evitar choques o accidentes.
  • También es necesario que el flujo de trabajo en el laboratorio esté predeterminado y definido el lugar en el que se desarrolla. De este modo todo el equipo sabe qué está haciendo el compañero y se minimizan los riesgos de errores y accidentes.
  • Monitorización constante del laboratorio. Es importante controlar la temperatura de la sala, la humedad, sistema de detección de volátiles, controlar la temperatura de los tanques, … todo esto puede incidir en el rendimiento del ciclo, en los resultados… y en la seguridad de cada paciente.

 

Máxima seguridad para todos

Ahora ya conoces cuáles son las medidas de seguridad y trazabilidad de embriones que llevamos a cabo en nuestro laboratorio FIV de Equipo Juana Crespo. Como ves, nada queda al azar y todo sigue un estudiado protocolo. Si necesitas que te aclaremos cualquier duda, te recomendamos contactar con nosotros a través del 961 042 557 o, si lo prefieres, puedes enviarnos tu consulta a info@juanacrespo.es . Así podrás reservar ya tu primera consulta en Equipo Juana Crespo y resolver cualquier duda sobre reproducción asistida.