Son muchos los artículos y posts que cada día se publican en portales y redes sociales hablando de métodos infalibles para quedarse embarazada: “Cinco alimentos que mejorarán tu fertilidad”, “Diez ejercicios para fortalecer tu sistema reproductor y lograr el embarazo”… Se trata de títulos que seguro os sonarán a muchas. Mujeres que, como tú, desean ser madres.

La preocupación en torno a los problemas asociados a la fertilidad no es algo reciente o que no hayan experimentado generaciones anteriores a las nuestras. Sin embargo, en los últimos años esta preocupación se ha extendido notoriamente. ¿La razón principal? El incremento a nivel mundial de los casos de infertilidad

Diferentes asociaciones médicas establecen que, en la actualidad, una de cada cinco parejas en edad fértil tiene problemas para lograr un embarazo de forma natural. Según la OMS, en España este problema afecta a alrededor de un millón de parejas.

Por supuesto, hay diferentes factores que dificultan la fecundación, como pueden ser la edad y el retraso de la maternidad, el estrés, el consumo de tabaco o la contaminación.

Por otra parte, la ciencia ha comprobado que algunos de nuestros hábitos diarios también pueden favorecer el embarazo. Aun así, en torno a la fertilidad y al embarazo siguen existiendo muchas creencias. En ocasiones son ciertas, otras veces cuestionables y, a menudo, infundadas y sin argumentos científicos.

Cinco falsos mitos para favorecer el embarazo

A continuación, arrojaremos luz sobre algunas de las creencias más populares: ¿Son reales o solo se trata de falsos mitos?

  • Si tienes buena salud, conseguir el embarazo “a la primera” es fácil

Según los expertos, hasta los 30 años la posibilidad (mensual) de embarazo es del 20-25%. A partir de los 37 años, el porcentaje desciende hasta el 12%; y, a los 40, es del 7%. A partir de los 43 años, las probabilidades de embarazo por mes son de apenas el 3-4%.

Una buena salud incrementará las posibilidades de embarazo, pero es equivocado pensar que estar en buena forma implica ser más fértil. Esta condición depende de muchos factores, siendo uno de los más importantes, como ya hemos visto, la edad de la mujer. 

  • Si tienes más relaciones sexuales, tienes más posibilidades de quedarte embarazada

En realidad, los días fértiles de la mujer son únicamente 4-5 al mes. Normalmente coinciden con los días 13-17 del ciclo (en mujeres con reglas regulares). Por tanto, para incrementar tus posibilidades de embarazo, es recomendable mantener relaciones sexuales en esos días o durante los días próximos a los de mayor fertilidad.

cómo favorecer el embarazo

  • Existen posturas para favorecer el embarazo

Se trata de uno de los mitos relacionados con el embarazo más extendidos. No se ha demostrado que existan posiciones mejores que otras para conseguir el embarazo. Tampoco existen estudios que corroboren que permanecer tumbada y en reposo después de mantener relaciones sexuales sea bueno para que los espermatozoides alcancen con mayor facilidad las trompas de Falopio.

En cualquier caso, lo que sí es importante para favorecer el embarazo es que la eyaculación se produzca en el fondo de la vagina.

  • Los problemas para conseguir el embarazo siempre se relacionan con la mujer

Este mito ha ido perdiendo credibilidad a lo largo de las últimas décadas, ya que la medicina reproductiva ha demostrado que los problemas de fertilidad afectan tanto a mujeres como a hombres. 

En el caso de estos últimos, las razones pueden muy variadas y, entre ellas, destacarían: 

  1. La mala calidad del semen: trastornos como la Oligospermia o poca cantidad de espermatozoides, la Astenospormia o poca movilidad de los espermatozoides, la Teratospermia o malformación de los espermatozoides, etc. 
  2. Trastornos hormonales: tienen lugar cuando el organismo no produce la suficiente testosterona o gonadotropinas. 
  3. Eyaculación retrógrada: se produce cuando los espermatozoides, en lugar de ser expulsados durante la eyaculación, se dirigen a la vejiga.
  4. Factores genéticos o hereditarios: puede tratarse de anomalías anatómicas que impiden la eyaculación, así como enfermedades hereditarias como el Síndrome de Noonan, la distrofia miotónica o la fibrosis quística.

Con respecto al factor edad, en el caso de los hombres son muchos los estudios que reflejan que la calidad espermática desciende a partir de los 39 años. Además, con la edad también aumentan los problemas de disfunción eréctil y el riesgo de anomalías genéticas.

  • Si tomas anticonceptivos, conseguir el embarazo al dejar el tratamiento es más sencillo

Si utilizas anticonceptivos orales, al suspender el tratamiento deja de inhibirse la ovulación, los óvulos vuelven a funcionar, tendrás otra vez ciclos menstruales regulares y tu fertilidad se restablecerá

Aun así, esto no garantiza el embarazo. De hecho, este tipo de tratamientos tienen otras funciones además de la anticonceptiva, y nunca deben utilizarse sin prescripción ginecológica como un “posible” método para favorecer el embarazo en el futuro.

Cómo favorecer el embarazo de manera sencilla 

Los expertos coinciden en la existencia de algunas pautas que aumentan las posibilidades de embarazo. 

Algunas de ellas son:

  • Un buen estado de salud general

Antes de buscar el embarazo, conviene valorar la viabilidad del mismo y conocer la incidencia de patologías como diabetes, hipertensión, obesidad o enfermedades hereditarias; que no solo no favorecen el embarazo, sino que pueden poner en riesgo la gestación en caso de que este se produzca.

  • Elimina hábitos perjudiciales y adopta costumbres saludables

Para favorecer el embarazo, es necesario eliminar hábitos perjudiciales para la salud como el consumo de tabaco o alcohol, y adoptar otros como llevar una alimentación saludable o realizar ejercicio de manera habitual. Esto no es ningún método infalible pero, en caso contrario, sí reduciremos las posibilidades de embarazo.

En algunos casos, además, los especialistas pueden prescribir suplementos como ácido fólico, yodo y otras vitaminas para facilitar la fecundación y una gestación saludable.

  • Planifica tus relaciones sexuales

Evidentemente, no se trata de llevar un calendario estricto o inalterable, pero sí de conocer tus días fértiles con el objetivo de aumentar las posibilidades de quedarte embarazada.

  • Si tienes dudas, consulta con nosotros

Todavía existen muchos mitos en torno a la fertilidad y a los tratamientos de reproducción asistida. Por eso, si tienes dudas, te animamos a consultar con nuestros especialistas

Si llevas tiempo intentando quedarte embarazada sin lograrlo, en Equipo Juana Crespo realizaremos un diagnóstico adecuado que nos lleve a averiguar el motivo por el cual no se ha producido el embarazo. Nuestro objetivo será detectar la causa y crear una estrategia de tratamiento 100% personalizada para tu caso. ¿Hablamos?