Los que nos sigáis en redes sociales, probablemente hayáis visto que esta semana tuvimos unas visitantes muy especiales:

  • Pilar Mateo, una de las diez científicas más prestigiosas de nuestro país y emprendedora con vocación humanitaria.
  • Anna Mª Lluch, investigadora de cáncer de mama y jefa de la unidad de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia.
  • Pilar Sainz, abogada y actual directora de Comunicación del grupo Vocento.
  • Marta Fernández de Castro, doctora en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y, durante 25 años, dedicada al atletismo de competición en el club deportivo Valencia Terra y Mar.
  • Dolores Font Cortés, licenciada en medicina y directora de la marca de moda y baño de nombre homónimo, presente en 15 países y con más de 1.500 puntos de venta.
  • Pilar Caro, directora de la fundación Conexus y ex directora de comunicación en la delegación de Madrid de RTVV, así como en Telemadrid.
  • María Such, política, abogada, directora de l’Institut Valencià de les Dones y ex diputada.
  • Juana Crespo, directora médica de Equipo Juana Crespo, figura clave en el desarrollo de la reproducción asistida y pionera en procedimientos como la histeroscopia diagnóstica y quirúrgica.

Ocho mujeres, líderes en sus respectivos sectores, que protagonizaron este pasado miércoles una mesa redonda para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Fue un encuentro en el que no faltaron los puntos de vista, las opiniones y un sinfín de anécdotas, que nos sirvieron para conocer un poco mejor a este grupo de luchadoras.

La Dra. Anna Lluch fue una de las primeras en intervenir en un debate moderado por Carmen Bort. “Las mujeres tienen que perder el miedo y dejar de pedir permiso”, decía la investigadora cuando la moderadora lanzó la pregunta de si en algún momento de su carrera, se habían sentido discriminadas por su condición femenina.

“Las mujeres, para matronas sí; pero para ginecólogas, no”, fue solo uno de los muchos comentarios que, en este sentido, nuestra directora médica se vio obligada a escuchar durante los inicios de su carrera profesional. “La mayor parte de las cúpulas en lo que a medicina se refiere, siguen estando ocupadas por hombres”, añadía Crespo.

Marta Fernández de Castro, sin embargo, afirmaba no haberse sentido nunca discriminada en su profesión como deportista de élite pero “es cierto que, tanto en los deportes individuales como de equipo, existe una brecha muy importante. Esto no ocurre sólo a nivel salarial, sino también a nivel mediático. Sin embargo, a menudo, no depende de una distinción de género, sino del mucho o poco interés que despiertan las diferentes modalidades deportivas”.

María Such, a este respecto, opinaba que son muchas las deportistas de primer nivel que están obligadas a compaginar su carrera profesional con estudios universitarios “porque no saben si van a tener la oportunidad de hacer su trabajo en el campo”, decía. “Siempre necesitan un plan B por lo que pueda pasar y aunque ya son pocas las que llegan, la mayor parte de ellas se queda por el camino por cargas que vienen, incluso, antes de las propias obligaciones familiares”.

 

Mesa redonda en conmemoración del Día Internacional de la Mujer

Las ocho participantes durante la mesa redonda del miércoles, 4 de marzo

 

Casi todas las participantes coincidían en haberse sentido juzgadas en algún momento por priorizar su carrera en lugar de otros aspectos de su vida como, por ejemplo, la maternidad. “Hemos tenido que cargar el peso de una mochila que, con toda probabilidad, no tendrán que cargar las niñas de futuras generaciones, al menos en nuestra sociedad”, afirmaba Pilar Sainz. “Las jóvenes de hoy hablan y se comportan con una libertad envidiable porque gran parte de los convencionalismos que hemos vivido nosotras han ido desapareciendo, poco a poco”.

Mi madre creó su propia empresa en un tiempo en el que no podía tener ni siquiera su propia cuenta corriente”, comentaba Dolores Font a colación del cambio que ha experimentado nuestra sociedad en las últimas décadas. “Depende de una misma luchar […] además de los organismos sociales que fomentan la inclusión y la igualdad, la iniciativa tiene que salir siempre de una misma”, añadía la doctora y empresaria.

Otro tema de acuerdo común fue, no sólo la faraónica tarea que supone a veces conciliar la trayectoria profesional con la maternidad, sino el haberse visto obligadas a retrasar la decisión de tener hijos por razones profesionales.

“Muchos de los casos que tratamos en la clínica”, comentaba la Dra. Crespo en este sentido, “son mujeres de más de 40 años que, en la mayoría de casos, han retrasado la edad de ser madres por priorizar su carrera laboral”

Pilar Mateo, por otro lado, mencionó que no habían sido pocas las ocasiones en las que su familia se había visto obligada a seguirla en sus proyectos humanitarios alrededor del mundo. Pero insistía en que la forma de cambiar los prejuicios y, con ello, el mundo, “es a partir de la movilización social”. Además, recordó que, pese a que no todas las profesiones son iguales, sí hay una tendencia social, más allá de los géneros, en la que “se busca el éxito pero, sobre todo, el éxito fácil”. Una tendencia que, como mencionaban muchas de nuestras invitadas, sucede como consecuencia de los nuevos referentes que han surgido en los medios de comunicación. Jóvenes cuyo modo de medir el éxito está basado en la creación de polémica y la exposición pública de su intimidad.

Pilar Caro concluía una de sus intervenciones diciendo que “el espacio no está reñido entre hombres y mujeres. Somos complementarios” y, aunque todavía queda mucho por hacer, somos las mujeres “las que tenemos que abanderar el camino y fomentar la complementariedad. La Inclusión.”

Tras una mesa redonda en la que nos quedamos con ganas de saber mucho más acerca de las experiencias personales de este grupo de mujeres, celebramos un breve almuerzo en el que siguieron escuchándose frases como que “las mujeres tenemos que poder jugar el mismo partido, con las mismas condiciones” y que “más allá de las buenas intenciones, es vital que las instituciones apliquen normativas que fomenten la igualdad”.

Desde Equipo Juana Crespo -una empresa fundada y dirigida por una MUJER, en la que nos dedicamos a cumplir el sueño de MUJERES cuyo deseo es convertirse en madres, y en la que un 90% de la plantilla está formada por MUJERES- sólo podemos dar las gracias a estas increíbles invitadas por ser la voz de todas aquellas niñas, chicas, mujeres, señoras… que, incluso hoy, Día Internacional de la Mujer, no pueden ser escuchadas.